Heterogeneidad y resistencias en la producción del espacio contemporáneo

Heterogeneidad y resistencias en la producción del espacio contemporáneo

INFORMACIONES BÁSICAS

Precio: $87.00 | Oferta. $56.00Inscríbete

En la modernidad, el espacio se ha ido convirtiendo en una estructura invisible, cuantificable y totalmente escindida de su dimensión temporal, por lo que su impacto en las diferentes producciones y campos de la actividad humana ha sido profundo. Se trata pues de un cambio irreversible que ha reconfigurado cultural e íntimamente la vida social, sus formas de expresión y organización; tanto en el individuo como en la colectividad, así como en las relaciones con lo no-humano. Y todo ello realizado indisolublemente como un suceso espacio-temporal a partir de la reconfiguración de una sola de estas: el espacio. En este yacen codificadas las prescripciones que la clase dominante requiere para reproducir el orden social que la mantiene, pero también quedan ahí registradas las luchas y la resistencia de los grupos oprimidos que de manera consciente o inconsciente reconfiguran, a su vez, el espacio mismo; configurando un paisaje de conflictos, encuentros, desencuentros y traslapes con el que se desenvuelve la cotidianidad.

A través de un recorrido por distintas miradas críticas a la realidad social, objetual, estética y cultural hegemónica, buscaremos comprender las formas en que la espacialidad constituye de modo indetenible las formas de la socialidad al tiempo que es constituida por éstas. Las miradas que analizaremos rastrean la persistencia recreativa de las otredades, aún dentro de los procesos de modernización y colonialidad contemporáneos, tratando de entender y explicar el porqué y el cómo de su continuidad o emergencia. Cuestionaremos así mismo, las características de la modernidad capitalista hegemónica que la hacen insuficiente e incapaz para anular por completo la insurgencia de la diversidad más allá de ella.Todas parecen coincidir en que una clave de este proceso está en la creatividad propia de la reproducción del mundo de la vida.

El recorrido consistirá en seis fases hilvanadas, cada una de las cuales abordará un aspecto del proceso de colonización que ha sufrido el espacio. Comenzaremos por establecer el estatuto que este tiene en los estudios sociales y la forma en que se ha modificado su consistencia para integrar investigaciones mucho más completas. Además, se analizará la forma en que la concepción renacentista europea modificó la idea del espacio y del tiempo, y la forma en que esta se impondrá (en las colonias / a lo largo de la modernidad) a través del arte y la arquitectura.

En la segunda semana, abordaremos el indisoluble binomio espacio-sociedad como producto y producción constante de la forma humana del habitar. Una relación que es constitutiva de la acción política y que en la modernidad se intentará recomponer como un proceso que desconoce el metabolismo de mutua influencia implícito en el hecho mismo de habitar. A partir de ello, se analizarán tanto algunas constantes esenciales del proceso de producción espacio-temporal, como la manera en que el habitar tiende a experimentarse en el contexto contemporáneo.

En la tercera semana se reflexionará en torno al debate modernidad-posmodernidad y la forma en que este se relacionó con la espacialidad. Los cambios político-culturales gestados en los años sesenta, dieron paso a un espacio flexible y de suma ambigüedad que permitirá reconfigurar el modo de producción capitalista. Nuevamente el arte, la arquitectura y las ciudades funcionaron como dispositivos indispensables para mantener la colonialidad del espacio.

La cuarta fase marcará un nuevo bloque en el cual se reflexionará en torno a las formas de resistencia espacial que las comunidades y/o movimientos sociales han generado. El significado de los espacios, y la interrelación orgánica con aquellos que los producen, evitan que la espacialidad moderna se consolide por completo. A través de los conceptos de Heterotopía -acuñado por Michel Foucault- y el de Ch’ixi, desarrollado por Silvia Rivera Cusicanqui, daremos cuenta de la variedad de espacialidades que la resistencia produce.

Avanzaremos en la quinta semana, hacia la profundidad histórica de esta resistencia. La cual veremos a través de una de sus formas concentradas, bajo la noción de ethos barroco. Por el que puede identificarse a amplios sectores de la abigarrada sociedad latinoamericana, y que a través de los comportamientos y las producciones artísticas-arquitectónicas que desde ahí se han producido, ha logrado contrarrestar la dirección unívoca del espacio eurocéntrico. Aquí profundizaremos en el concepto de ethos, que profundiza y enriquece la comprensión de la multiplicidad con que se vive el hecho moderno en la cotidianidad, buscando construir una constelación comprensiva junto con las nociones previas de heterotopía y ch’ixi.

Finalmente, y a modo de conclusión, analizaremos la condición de l@s “otr@s” en el arte, las franjas populares y la praxis feminista, para conocer cómo a partir de ello se han podido articular alternativas espaciales que más que un acto de resiliencia, es una acto político de lucha, esperanza y dignidad.

En Formigas no creemos en la educación empaquetada. Por ello, nuestra metodología para los cursos se basa en los siguientes 6 principios:

¿te queda alguna duda?

Centro de preferencias de privacidad

    ¿Quieres recibir descuentos e información sobre los cursos de Formigas?

    Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.